lunes, abril 15, 2024
20.9 C
Madrid

DIRECTOR:
Pablo Díaz-Pintado.

InicioNoticiasUn estudio científico estadounidense sugiere que la mortalidad entre la población con...

Un estudio científico estadounidense sugiere que la mortalidad entre la población con bajo consumo de alcohol es menor que en el grupo de abstemios

La revista Enólogos ha tenido acceso a una de las más completas revisiones científicas existentes sobre consumo de alcohol y causas de mortalidad, realizada por un equipo estadounidense de investigadores con el apoyo del Departamento de Agricultura de EEUU, que sugiere, entre otras conclusiones, tras el análisis sistemático de un total de 60 artículos editados entre enero de 2010 y marzo de 2020, que el riesgo de mortalidad por cualquier causa es menor entre la población con bajo consumo de alcohol, particularmente sin episodios de ingesta excesiva, que entre la población abstemia. «Para la comparación secundaria», sostienen los investigadores, «entre los bebedores actuales y los que nunca bebieron, la evidencia limitada disponible sugiere que un consumo promedio bajo de alcohol, particularmente sin episodios de consumo excesivo, se asocia con un menor riesgo de mortalidad por todas las causas en comparación con no beber nunca alcohol”.

Esta revisión científica, realizada por el Comité Asesor de Directrices Dietéticas (DGAC) 2020, con el apoyo del equipo de Revisión Sistemática de Evidencia Nutricional (NESR) del Servicio de Alimentos y Nutrición (FNS) del Departamento de Agricultura de EEUU (USDA), se planteó para responder a una importante cuestión de salud pública: ¿Cuál es la relación entre el consumo de alcohol y la mortalidad por todas las causas?

El estudio titulado “Consumo de alcohol y mortalidad por todas las causas: una revisión sistemática” está firmado por los investigadores Elizabeth Mayer-Davis, Heather Leidy, Richard Mattes, Timothy Naimi, Rachel Novotny y Barbara Schneeman, del DGAC, junto a las analistas Brittany James Kingshipp, Maureen Spill y Natasha Chong Cole, la bibliotecaria biomédica Gisela Butera y la líder del proyecto Nancy Terry, pertenecientes al equipo NESR del FNS del USDA.

Enlace al artículo «Alcohol Consumption and All-Cause Mortality: A Systematic Review» https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK579065/


ALCOHOL Y MORTALIDAD TODAS LAS CAUSAS - BAJO CONSUMO DE ALCOHOL - ABSTEMIOS - OMS - REVISTA ENÓLOGOS - TEDROS ADHANOM GHEBREYESUS
Fotografía: Pixabay

Conclusiones y calificaciones

Entre las conclusiones y calificaciones aportadas por los autores se establecen las denominadas “comparaciones primarias”, referidas específicamente a  consumidores de alcohol a lo largo del período estudiado, y las “comparaciones secundarias”, relativas tanto a consumidores de alcohol como a personas que nunca lo han consumido.

Dentro de las “comparaciones primarias”, “la evidencia moderada”, según sostienen los investigadores, “indica que un mayor consumo promedio de alcohol se asocia con un mayor riesgo de mortalidad por todas las causas en comparación con un menor consumo promedio de alcohol entre quienes beben”. Del mismo modo, el estudio destaca, como “evidencia moderada”, que “el consumo excesivo de alcohol (cinco o más copas para los hombres o cuatro o más copas para las mujeres durante un episodio concreto) se asocia con un mayor riesgo de mortalidad por todas las causas, del mismo modo que un consumo excesivo de alcohol de modo frecuente”.

Por lo que se refiere a la “comparación secundaria” (entre quienes beben alcohol y quienes nunca lo han consumido), “la evidencia limitada disponible sugiere que un consumo promedio bajo de alcohol, particularmente sin episodios de consumo excesivo, se asocia con un menor riesgo de mortalidad por todas las causas en comparación con no beber nunca alcohol”.

“Sin embargo”, añade los autores, “a la luz de los numerosos problemas científicos y de salud pública asociados con las bebidas alcohólicas, cualquier conclusión sobre un consumo promedio bajo en comparación con no beber nunca alcohol requiere una consideración cuidadosa”.

El método utilizado y la evidencia entre quienes consumen alcohol y entre quienes son abstemios

El método de trabajo se basó en una búsqueda bibliográfica utilizando tres bases de datos (PubMed, Cochrane y Embase) para identificar artículos que sirvieran para evaluar la intervención o exposición al consumo de alcohol y el resultado de la mortalidad por todas las causas. Además, se realizó una búsqueda manual para identificar artículos que pudieran no haber sido incluidos en las bases de datos electrónicas buscadas. De igual modo, dos analistas de NESR examinaron los artículos de forma independiente para su inclusión, de acuerdo a criterios predeterminados.

Al mismo tiempo, se realizó la extracción de datos y la evaluación del riesgo de sesgo para cada estudio incluido, y se verificó la precisión de ambos. El Comité sintetizó cualitativamente el conjunto de evidencia para informar de las conclusiones y calificó la solidez de la evidencia utilizando criterios preestablecidos de riesgo de sesgo, consistencia, franqueza, precisión y generalización.

Tras la búsqueda llevada a cabo, el Comité Asesor de Directrices Dietéticas 2020 identificó 60 estudios que cumplieron con los criterios de inclusión para esta revisión sistemática, que aborda el consumo de alcohol y la mortalidad por todas las causas, mediante la búsqueda bibliográfica desde enero de 2010 hasta marzo de 2020. El conjunto de la evidencia incluyó un estudio de aleatorización mendeliano, un estudio de cohorte retrospectivo y 58 estudios de cohorte prospectivos.

Concretamente, para la “comparación secundaria”, que estableció las conclusiones entre los bebedores y los abstemios, la evidencia limitada disponible sugirió, como se ha indicado, “que el consumo promedio bajo se asocia con un menor riesgo de mortalidad en comparación con quienes nunca han bebido”. Para obtener esa información, se tomó en consideración un subconjunto de 25 estudios de los 60 utilizados para la evaluación de las comparaciones primarias de interés.

Un estudio que pone en entredicho la estrategia de la OMS

El trabajo desarrollado por el Comité Asesor de Directrices Dietéticas 2020, con el apoyo del Departamento de Agricultura de EEUU, pone de relieve, por tanto, que la mitad de los estudios analizados considera que las personas que presentan un bajo consumo de alcohol tienen menor riesgo de mortalidad que las que no beben, mientras que para la otra mitad no existen diferencias significativas entre ambos grupos, con la excepción de dos estudios, que consideran que el bajo consumo de alcohol sí implicaría un mayor riesgo de mortalidad.

Esta evidencia, si bien limitada y, por tanto, sometida a una “consideración cuidadosa”, pone seriamente en entredicho la nueva estrategia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), dependiente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), dirigida a criminalizar el consumo de alcohol (y, por tanto, del vino) desde la primera copa, sin establecer gradación alguna, ni respeto al perfil de los consumidores ni a las  cantidades, frecuencia o tipología de la bebida consumida.

Hay que recordar que la OMS, bajo el liderazgo del médico etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha emprendido, a través de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), con el apoyo económico de la Comisión Europea y de distintos gobiernos comunitarios, como el español, una campaña internacional que busca imponer en el etiquetado de todas las bebidas alcohólicas (incluidas la cerveza y el vino) la doble advertencia de que no existe un nivel seguro de consumo de alcohol y de que el riesgo de desarrollar cáncer se incrementa desde la primera copa.

En esta línea, el Gobierno de Pedro Sánchez, a través de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional Sobre Drogas, adscrita a la Dirección General de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, publicó en 2020 el informe “Límites de Consumo de Bajo Riesgo de Alcohol. Actualización del riesgo relacionado con los niveles de consumo de alcohol, el patrón de consumo y el tipo de bebida”, en el que se afirma, entre otras consideraciones, que “no existe un nivel de consumo seguro de alcohol”.

“No consumir es lo único que evita sus efectos perjudiciales”, se afirma en el documento publicado en la web oficial del Ministerio de Sanidad“. “En base a la evidencia científica actual”, se añade, “ningún profesional de la salud o institución debe recomendar su consumo para mejorar la salud”.

Descargar el informe en PDF «Límites de Consumo de Bajo Riesgo de Alcohol” (Ministerio de Sanidad 2020)»

Irlanda adapta el etiquetado al criterio de la OMS

La iniciativa impulsada por la OMS ya ha sido secundada por Irlanda, cuyo gobierno, pese a contravenir la actual legislación comunitaria, adoptó el 22 de mayo de 2023 un nuevo Reglamento de etiquetado para las bebidas alcohólicas que entrará en vigor el 22 de mayo de 2026 con las dos siguientes advertencias sanitarias: “Beber alcohol provoca enfermedades hepáticas” y “Existe un vínculo directo entre el alcohol y los cánceres mortales”.

El precedente irlandés, si no se desactiva legalmente, supondría torpedear la unidad normativa y de mercado de la Unión Europea (UE) y colocar una bomba de relojería bajo la línea de flotación de los sectores vitivinícola y cervecero, entre otros.

Y todo ello pese a que una amplia muestra de los estudios científicos realizados entre 2010 y 2020, como ha puesto de manifiesto el Comité Asesor de Directrices Dietéticas de EEUU, llega a la conclusión de que la población con bajo consumo de alcohol tiene menor riesgo de mortalidad que la población abstemia. De hecho, la propia OMS, establecía, en 2017, un límite de 30 gramos para el consumo máximo diario de alcohol recomendado para los hombres y de 20 gramos para las mujeres, como se puede apreciar en el siguiente gráfico:

GRÁFICO BENEFICIOS DEL ALCOHOL EN LA SALUD - MORTALIDAD TODAS LAS CAUSAS - BAJO CONSUMO DE ALCOHOL - ABSTEMIOS - OMS - REVISTA ENÓLOGOS - TEDROS ADHANOM GHEBREYESUS

Con un evidente ánimo divulgativo, la OMS facilitaba, incluso, la fórmula para conocer, de modo sencillo, los gramos de alcohol que contiene cualquier bebida alcohólica (gramos = graduación x volumen (cl) x 0,8 : 10) y, simultáneamente, facilitaba varios ejemplos en tal sentido para que la población en general lo pudiera interpretar más fácilmente. A título simplemente orientativo, explicaba que 12 gramos de alcohol están presentes en una botella o lata de cerveza de 355 ml. (un tercio, aproximadamente), una copa o un vaso de vino de 148 ml. (medida estándar) o una cantidad de 44 ml. de tequila, ron, brandy, vodka, whisky y otros destilados que se utilizan, habitualmente, en los combinados que se mezclan con refrescos. Todo ello, claro está, entendiendo que los citados valores son meras cifras promedio y que lo cierto es que cada cerveza, vino o licor presenta una graduación concreta y específica y, en ningún caso, genérica.

MORTALIDAD TODAS LAS CAUSAS - BAJO CONSUMO DE ALCOHOL - ABSTEMIOS - OMS - REVISTA ENÓLOGOS - TEDROS ADHANOM GHEBREYESUS
El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. .
Fotografía: De Foreign, Commonwealth & Development Office
– IMG_5282, CC BY 2.0,
https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=141262862

El cambio de criterio bajo el mandato de Tedros Adhanom Ghebreyesus

Pero la OMS comenzó a cambiar de criterio bajo el mandato de Tedros Adhanom Ghebreyesus, que fue elegido como director general en mayo de 2017 y renovó su cargo en el mismo mes de 2022 por un período de cinco años, lo que le garantiza mantenerse en la cúspide de la organización gozando de todos sus beneficios durante, al menos, una década.

El proceso de elección del médico etíope no estuvo exento de controversia. En 2016, el gobierno del entonces primer ministro de Etiopía, Hailemariam Desalegne, lo propuso como candidato para ocupar la Dirección General de la OMS, con el respaldo de la Unión Africana, pese a que distintas organizaciones internacionales, entre ellas Human Rights Watch, acusaron al candidato de haber ocultado epidemias de cólera durante su mandato como ministro de Salud (haciéndolas pasar, supuestamente, por episodios aislados de diarrea), acusaciones que el interesado se encargó de rechazar.

Asimismo, diversos partidos políticos etíopes denunciaron su candidatura debido a que era conocido que Tedros Adhanom había militado anteriormente en el Frente de Liberación Popular de Tigray (FLPT), movimiento integrado en el desaparecido Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (FDRPE) que, en sus orígenes, surgió como un grupo guerrillero de ideología marxista-leninista.

MORTALIDAD TODAS LAS CAUSAS - BAJO CONSUMO DE ALCOHOL - ABSTEMIOS - OMS - REVISTA ENÓLOGOS - TEDROS ADHANOM GHEBREYESUS
Sede de la OMS en Ginebra (Suiza) (World Health Organisation (WHO) por sus siglas en inglés). Fotografía: © Yann Forget / Wikimedia Commons

El salario del director general de la OMS

La OMS es una institución fundada el día 7 de abril de 1948, dependiente de la ONU, con sede en Ginebra (Suiza) y seis oficinas regionales, que está formada por un ejército de más de 7.000 personas que trabajan en 150 países. El sueldo del director general en 2022 ascendió a 259.000 euros brutos anuales, lo que, a partir del 16 de agosto, se tradujo en 15.464 euros netos más otros 1.664 euros al mes para gastos varios, según informa la página web Sueldos Públicos, Transparencia y Libertad en la Red. De este modo, el salario de Adhanom Ghebreyesus, al frente de la OMS, se sitúa por encima de las remuneraciones de los presidentes o primeros ministros de países como Reino Unido, Francia, Italia, Países Bajos, Hungría, Portugal o España, que se mueven en un amplio arco que va desde los 86.542 euros anuales del presidente español a los 187.000 euros del líder británico, de acuerdo a la información hecha pública por la revista Forbes.

MORTALIDAD TODAS LAS CAUSAS - BAJO CONSUMO DE ALCOHOL - ABSTEMIOS - OMS - REVISTA ENÓLOGOS - TEDROS ADHANOM GHEBREYESUS
El director general de la OMS adquirió verdadera relevancia pública a principios de 2020, coincidiendo con la propagación del virus chino. Fotografía: Pixabat

La errática reacción del director de la OMS ante la pandemia del ‘virus chino’

Pero cuando el director general de la OMS adquirió verdadera relevancia pública fue, especialmente, a principios de 2020, coincidiendo con la propagación mundial del virus mortal que se había detectado y descrito, por primera vez, a finales de noviembre de 2019, cerca del mercado de Huanan, en la ciudad de Wuhan (provincia de Hubei, China).

La errática, contradictoria y tardía reacción de Tedros Adhanom Ghebreyesus ante el hallazgo del ‘virus chino’, unida a su cercanía al régimen de Pekín, en opinión de sus detractores, le hicieron acreedor de múltiples críticas, en medio de un escenario sanitario y social especialmente complicado e incierto.

Tras reunirse en enero de 2020 con el presidente chino, Xi Jinping, y su ministro de Exteriores, Wang Yi, convocó un comité de emergencia de la OMS el día 23 de enero, en el que decidió “no declarar una emergencia de salud pública de importancia internacional”. Tan solo ocho días después, el 31 de enero, cambió de parecer y decidió declarar la emergencia que inicialmente había descartado. A pesar de ello, ya con el virus propagándose a gran velocidad y un efecto mortal multiplicador, en la primera semana del mes de febrero, se atrevió a manifestar que no era necesario que los países tomaran medidas que “interfieran innecesariamente con los viajes y el comercio internacional”. Pero el 11 de marzo, ante el cariz que estaban adquiriendo los acontecimientos y el fracaso de sus predicciones, volvió a cambiar de idea y aceptó declarar la “pandemia” del ‘virus chino’, que ya causaba estragos ante la inacción de la OMS. “Estamos profundamente preocupados “, dijo entonces, “tanto por los niveles alarmantes de propagación y gravedad como por los niveles alarmantes de inacción. Por lo tanto, hemos evaluado que Covid-19 puede caracterizarse como una pandemia”.

Tedros Adhanom Ghebreyesus fue duramente criticado tanto por su reacción tardía, como por sus cambios de criterio y por mantener una teórica relación “demasiado estrecha” con el gobierno de China. A este respecto, durante toda la pandemia, se obstinó en negar el origen chino del virus y desautorizó denominarlo con la toponimia de su localización original. Por ello, en vez de conocerse popularmente como ‘virus chino’ se denomina, en general, como coronavirus o Covid-19.

Objetivo de la OMS: restablecer una nueva suerte de ‘ley seca’

Actualmente, el director general de la OMS y sus aliados parecen querer imponer una nueva suerte de ley seca. Para conseguirlo, no dudan en criminalizar el consumo de alcohol desde la primera copa, a través de una estrategia dirigida a establecer, mediante un cambio legislativo, un nuevo etiquetado en el sentido ya adelantado en Irlanda, pese a no haber acreditado la necesaria evidencia científica de modo contrastado y suficiente.

La OMS sigue, de este modo, la corriente política y social dominante, propagada gracias al uso partidista de la mayor parte de los altavoces mediáticos, que denosta abiertamente el consumo de alcohol mientras no tiene reparo alguno en defender y fomentar, por ejemplo, el consumo terapéutico y recreativo de sustancias adictivas como el cannabis, además de facilitar la apertura exponencial de locales para su venta y distribución y defender, también, su cultivo extensivo como supuesta fuente de generación de riqueza sin advertir, en este caso, de ningún riesgo para la salud.

Para conseguir la estigmatización de bebidas alcohólicas como el vino, la OMS ha decidido omitir, ocultar, relativizar o desvirtuar los estudios científicos que avalan los efectos beneficiosos de su consumo moderado, informado y responsable entre la población adulta. Una realidad que abraza, más allá de toda duda razonable, el Ejecutivo español, como se refleja en los criterios y conclusiones adoptados por el Ministerio de Sanidad, desde 2020, en el informe “Límites de Consumo de Bajo Riesgo de Alcohol. Actualización del riesgo relacionado con los niveles de consumo de alcohol, el patrón de consumo y el tipo de bebida”.

ALCOHOL Y MORTALIDAD TODAS LAS CAUSAS - BAJO CONSUMO DE ALCOHOL - ABSTEMIOS - OMS - REVISTA ENÓLOGOS - TEDROS ADHANOM GHEBREYESUS
Portada de una de las guías financiadas por el Ministerio de Sanidad sobre uso de drogas esnifadas, consumo “seguro” de metanfetamina fumada, sesiones de sexo y drogas (chemsex) y sexo con drogas inyectadas (slamming))

Recomendaciones del Ministerio de Sanidad para el consumo “seguro” de metanfetamina y cómo esnifar drogas “sin riesgos”

Llama poderosamente la atención que el mismo Ministerio de Sanidad que cataloga el vino como «droga legal» y considera su consumo peligroso y perjudicial al incluirlo indiscriminadamente en la Encuesta de Alcohol, Drogas y Otras Adicciones en España, publica en su página web oficial una serie de guías y fichas divulgativas, cuya autoría corresponde al Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt España), en las que no solo no cuestiona ni desincentiva el consumo de drogas (muchas de ellas, ilegales y, por tanto, punibles) sino que da consejos sobre su utilización para conseguir “una experiencia placentera y euforizante”. 

En este sentido, el Ministerio de Sanidad que, actualmente, dirige Mónica García, informa detalladamente, entre otras cuestiones, sobre el chemsex (prácticas sexuales bajo los efectos de las drogas, a menudo a lo largo de varias horas o días), el slamming (consumo de drogas por vía intravenosa antes y/o durante las sesiones de sexo), el consumo “seguro” de metanfetamina fumada y recomendaciones acerca de cómo esnifar drogas “sin riesgos”. Se trata solo de algunos de los contenidos incluidos dentro del programa de reducción de riesgos y daños asociados al consumo de drogas en personas con el VIH o en riesgo de adquirirlo.

Enlace del Ministerio de Sanidad sobre ‘chemsex’: 

https://www.sanidad.gob.es/ciudadanos/enfLesiones/enfTransmisibles/sida/chemSex/home.htm

Enlace específico para acceder a las guías financiadas por el Ministerio de Sanidad sobre recomendaciones para el consumo de drogas, chemsex y slamming: http://www.sidastudi.org/es/search?signatura=08.04.10&search=signatura

PSOE, Junts, ERC, Catalunya en Comú y EH Bildu, a favor de vincular el cáncer con el vino

De igual modo, es importante traer a colación que en una sesión plenaria del Parlamento Europeo, celebrada en el mes de febrero de 2022, convocada para votar una enmienda impulsada por el PP y Vox contra el informe de la Comisión Especial sobre Lucha contra el Cáncer que ya entonces pretendía etiquetar todos los productos alcohólicos como “factores de riesgo” cancerígeno, un total de 15 de los 20 eurodiputados del PSOE votaron a favor de ese informe, al igual que los eurodiputados de Junts, ERC, Catalunya en Comú y EH Bildu, socios de legislatura de Pedro Sánchez.

Para el Ministerio de Sanidad, no existe nivel «seguro» de consumo de alcohol, pero sí existe consumo «seguro» de metanfetamina fumada y cocaína

La decidida intención de vincular el cáncer con el vino es una constante desde hace años por parte de distintos partidos políticos mientras se promociona el consumo de drogas y prácticas sociales alternativas. Concretamente, como se ha visto, el Gobierno español no ha dudado en utilizar, incluso, los recursos públicos para informar abiertamente sobre el consumo de drogas alternativas, presentándolas como «seguras», financiar guías explicando «cómo esnifar drogas sin riesgos» o cómo practicar chemsex bajo los efectos de las drogas.

El esfuerzo divulgador del Ministerio de Sanidad sobre el consumo de drogas, casi siempre ilegales, con un supuesto ánimo preventivo, contrasta con la escasez o ausencia de información específica respecto al consumo de vino, un alimento básico de la dieta mediterránea, con miles de años de historia, para el que reserva la consideración de simple “droga legal” y producto potencialmente «cancerígeno» desde la primera copa.

Para el Ministerio de Sanidad, no existe un «nivel de consumo seguro» de alcohol (y de vino) pero, en cambio, sí existe un consumo “seguro” de metanfetamina y, por supuesto, también existe la posibilidad de esnifar cocaína «sin riesgos».

CONTENIDOS RELACIONADOS

Enlace al reportaje «Decálogo contra el vino»

https://revistaenologos.es/decalogo-contra-el-vino/

Enlace al artículo «Desvestir a un santo para vestir a otro» https://revistaenologos.es/etiquetados-de-vino-y-advertencias-sanitarias-desvestir-un-santo-para-vestir-a-otro/

Enlace al artículo «Etiquetado de vino y advertencias sanitarias: ¿una evolución legislativa o el síntoma de un cambio de paradigma?» https://revistaenologos.es/alerta-y-preocupacion-en-el-sector-del-vino-ante-el-nuevo-etiquetado-que-criminalizaria-su-consumo/  

Últimas entradas