martes, junio 25, 2024
22 C
Madrid

DIRECTOR:
Pablo Díaz-Pintado.

InicioAlma de vinoRodrigo Espinosa Hernández, la frescura del Nuevo Mundo

Rodrigo Espinosa Hernández, la frescura del Nuevo Mundo

Fue el elegido para traer a la bodega las exitosas tendencias que los vinos del Nuevo Mundo protagonizaban a principios del nuevo siglo. Rodrigo Espinosa Hernández (Santiago de Chile, 1969) llegó a Bodegas Marqués del Atrio a finales de 2007 tras enviar su currículo después de ver un anuncio en un periódico, en el que se buscaba un enólogo con experiencia en vinos del Nuevo Mundo que hablara inglés.

El recorrido profesional de Rodrigo Espinosa comenzó mucho antes en su Chile natal (ahora goza de la doble nacionalidad, ya que sus abuelos eran españoles) una vez que se licencíó como ingeniero agrónomo por la Universidad de Chile y optó por la mención de Enología y Viticultura. En Chile estudiar la licenciatura de Agrónomos es requisito indispensable para ejercer la profesión.

Antes de venir a España trabajó en bodegas como Viña Larosa, Concha y Toro y, finalmente, Caliterra, además de realizar una estadía en la californiana Bodegas Robert Mondavi. Estando aún en Caliterra, una amiga que vivía en Francia le dijo que una de las ramas de la familia Cantarero, de Cuenca, buscaba un enólogo. Al poco tiempo, y después de mantener una entrevista con Jesús Cantarero, comenzó a trabajar en Bodegas Fontana, situada en el municipio conquense de Fuente de Pedro Naharro. Allí estuvo cuatro años y medio, desde mediados de 2003 hasta diciembre de 2007, un periodo de su vida laboral del que guarda un “gratísimo recuerdo”.

 

Desde 2007

Comenzó a trabajar en Marqués del Atrio a finales de 2007 en calidad de director técnico. En aquel momento, los propietarios de la empresa, la familia Rivero, era la propietaria de dos bodegas en La Rioja, una muy nueva, Marqués del Atrio, situada en Mendavia, en la Rioja navarra, y la de toda la vida, Bodegas Faustino Rivero Ulecia, en Arnedo, establecida en 1899.

La bodega navarra se hizo en aquel momento para ampliar capacidad y aprovechar la cercanía de unas parcelas con uvas de muy buena calidad situadas muy cerca de Mendavia. Estas dos bodegas disponen de 20 hectáreas de viñedos propio de tempranillo y graciano. El resto de la uva que utilizan la adquieren a través de contratos de largo plazo con viticultores de la zona.

Cuando Rodrigo Espinosa entró en el grupo, la familia Rivero ya comercializaba también vinos de Utiel Requena y Navarra. En los últimos seis años se ha ido ampliando la oferta de productos del grupo con vinos de Rías Baixas (albariño Faustino Rivero), Ribera del Duero (Valderivero) y Castilla-La Mancha, donde elaboran Vinos de la Tierra de Castilla y Varietales de España. En todas, salvo en Navarra, trabajan con bodegas de la zona que les embotellan los vinos con sus marcas propias. El equipo técnico del grupo encabezado por Rodrigo Espinosa, que cuenta con otros tres enólogos bajo su dirección, establece las directrices necesarias para las elaboraciones. La adquisición más reciente ha sido la de la bodega navarra Alex Wines.

 

Una línea más moderna

El director técnico explica que la decisión de traer un enólogo del Nuevo Mundo fue idea de la familia Rivero que buscaba una línea más moderna al típico vino riojano que hasta entonces venían elaborando. “Comencé a trabajar mucho los perfiles primarios de la variedad tempranillo y un uso más equilibrado de la madera, evitando su utilización excesiva. También di mi impronta en el campo, controlando los momentos ideales para comenzar la vendimia. Resumiendo, mi misión fue modernizar el vino en su cata y controlar el viñedo en todas las fases del desarrollo de la uva”. El vino que se encontró a su llegada a Marqués del Atrio era el vino habitual de La Rioja en aquellas fechas, en el que, desde ese punto de vista, sobraba madera y faltaba frescor.

Las variedades con las que más ha trabajado y, por tanto, la que más conoce, son la tempranillo y la garnacha. El primero tiene el pH alto y la acidez baja lo que, según Espinosa, da lugar a vinos, a veces, algo faltos de frescura, que se complementan perfectamente con la garnacha. También apuesta por la uva graciano que aporta acidez, frescura y un perfil frutal que combina muy bien con la tempranillo. Trabaja mucho las mezclas de tempranillo-garnacha y tempranillo-graciano. En blancos utiliza como base la viura, que complementa con sauvignon blanc y verdejo.

Las últimas novedades del grupo son dos vinos de garnacha, un rosado y un tinto, que elabora en la recién adquirida Alex Wines y comercializa con el nombre de Isabella. El grupo que preside la familia Rivero produce anualmente 25 millones de botellas entre todas sus bodegas.

Bodegas Marqués del Atrio – Mendavia (Navarra) – TEL.: (+34) 948 37 99 95 – www.marquesdelatrio.com

Acceda a la cata de RODRIGO ESPINOSA HERNÁNDEZ

Últimas entradas