martes, febrero 27, 2024
5.4 C
Madrid

DIRECTOR:
Pablo Díaz-Pintado.

InicioAlma de vinoEmilio Sojo Nalda, heredero de un Rioja inmortal

Emilio Sojo Nalda, heredero de un Rioja inmortal

A la vista de la distinción que le ha otorgado The Master Winemaker 100 como Mejor Enólogo de Rioja, no parece que Emilio Sojo Nalda (Cenicero, 1963) se equivocara cuando, hace casi cuatro décadas, tomó la decisión, tras acabar su licenciatura en Delineación, de dedicarse en cuerpo y alma a la bodega familiar, de la que representa la quinta generación. El enólogo cenicerense recuerda hoy, tras recibir el premio concedido por la revista The Drinks Business, que incluye la lista de los 100 mejores enólogos del mundo, que por aquellos años, mediada la década de los ochenta, se vivía una profunda crisis económica por lo que sus comienzos en la empresa familiar no fueron fáciles.

Comenzó en los viñedos para, posteriormente, trabajar en la bodega a las órdenes del anterior enólogo, su tío Felipe Nalda. Actualmente, Emilio Sojo Nalda es director técnico de Bodegas Riojanas, miembro de la familia Frías Artacho, oriunda de la localidad riojana de Cenicero y una de las de mayor raigambre vitivinícola de Rioja, dedicada a la viticultura desde hace tres siglos.

Su familia, fundadora de Bodegas Riojanas a finales del siglo XIX, participó también activamente en la creación de la Denominación de Origen Rioja en 1925 y del Sindicato de Exportadoras de Vinos de Rioja. Emilio Sojo es, por tanto, heredero de una gran tradición vitivinícola. Vivió desde su más tierna infancia esta cultura, hasta el punto de que nació en la casa que sus abuelos tenían dentro de las instalaciones de la propia bodega.

Incorporación a la bodega familiar

Después de terminar la carrera de Delineación y cumplir el servicio militar, se incorporó a la bodega familiar en 1985 y, posteriormente, obtuvo la titulación requerida para el trabajo que comenzó a desempeñar. En 1991 se tituló como técnico especialista en Viticultura y Enología y, en 2006, recibió la habilitación para el ejercicio de la profesión de enólogo por parte del Ministerio de Agricultura.

En Bodegas Riojanas ha ido pasando por diversos puestos de trabajo y departamentos con el fin de ir acumulando experiencia. En su formación contó con las enseñanzas de dos grandes maestros que le fueron moldeando hasta llegar a convertirse en el gran enólogo que es actualmente: su tío Felipe Nalda, director técnico de la bodega en su momento, y su tío abuelo Marcelo Frías, que dirigió la bodega durante más de medio siglo y que fue considerado como una verdadera institución dentro del sector vitivinícola riojano. Tras la jubilación de Felipe Nalda en 2006, Emilio Sojo asumió el cargo de director técnico de Bodegas Riojanas y de la explotación SAT Frías Artacho, con 200 hectáreas de viñedo.

Emilio Sojo explica que además de la variedad reina de Rioja, tempranillo, hay otras a las que también profesa mucho cariño, variedades de mezcla como graciano y mazuelo que compensan la baja acidez de la primera, a la vez que aportan mayor cuerpo y color. El enólogo riojano trabaja, además, con otras variedades en desuso “que afortunadamente han conservado algunos agricultores” como las garnachas del valle de Najerilla, de las que se obtienen vinos de bajas graduaciones y frescos, cada vez más demandados. También elabora un tempranillo blanco, procedente de unas viñas que plantaron hace 14 años, que está dando muy buenos resultados.

Reservas y grandes reservas

Bodegas Riojanas está diseñada para hacer un 70% de reservas y grandes reservas. En la actualidad están acortando los tiempos de crianza intentando preservar la identidad frutal de los vinos. Además, los acompañan con nitrógeno para evitar oxidaciones y el envejecimiento prematuro. Reconoce que el consumidor de hoy en día busca vinos con menos tiempo en barrica, aunque asegura que las ventas de sus vinos de reserva y gran reserva se mantienen al mismo nivel que siempre.

La firma riojana también tiene bodegas en las denominaciones de origen de Toro, Rías Baixas, Bierzo, Rueda y Ribera del Duero. El grupo vende un total de seis millones de botellas anuales y sus principales marcas son Viña Albina, creada en 1901, y Monte Real, en 1933. El primero es un vino clásico de La Rioja Alta, elegante, delicado y fácil de beber que mantiene un carácter muy afrutado para ser un Reserva o Gran Reserva gracias a la frescura. El Monte Real es un vino más característico de Cenicero, de El Monte, un terreno arcillo calcáreo combinado con mucha grava. Son vinos con mayor cantidad de fruta y color, con más intensidad y cuerpo, típico de Reservas y Grandes Reservas. 

Bodegas RIOJANAS – Cenicero (La Rioja) – tel.: (+34) 941 45 40 50 – www.bodegasriojanas.com

Acceda a la cata de EMILIO SOJO NALDA

Últimas entradas